Granada Sound, mucho por mejorar

Lo sentimos, pero tenemos que ser críticos con el festival. Podríamos decir que todo fue maravilloso, hacer botar la pelota y ganarnos unas acreditaciones para el año que viene, pero no podemos, más aún siendo de la tierra, y lo hacemos porque queremos que mejore, ninguna de estas críticas va envenenada, sino que son el sentir de los allí presentes, lo que habla la gente, y lo que hemos preguntado. Desgraciadamente hemos dado mala imagen, y sabemos que habrá gente de fuera de Granada que no volverá, ahora toca levantarse y crecer.

Ha tenido cosas buenas, por supuesto, empezaremos por ahí. Recuperar a Cervezas Alhambra era un clamor, hay que ser profetas en tu tierra, y lo han conseguido, un acierto. Un buen cartel, potente, aunque descompensado, ahora hablaremos de ello. La vuelta a los escenarios en paralelo otro punto a favor, ya que el año pasado, con uno cruzado en el pasillo de tránsito entre el escenario grande y los puestos de comida era un horror. La grava en el suelo, otro punto a destacar, se acabó comer polvo.

Hay tanto que mejorar que cuesta elegir por dónde empezar, pero ya que hemos nombrado el cartel lo haremos por ahí. Creemos que los dos días han estado descompensados. El día grande debe de ser el sábado siempre, por razones obvias, la mayoría de los allí presentes no trabajan el domingo, no puedes permitirte que el último día el festival acabe a las 1:10 de la mañana, y sí, el festival terminó con Dorian, deberían haber distribuido mejor, quizá colocar a Sidonie ese día, y no el viernes, que ya venía cargado con Lori Meyers, La Habitación Roja e Iván Ferreiro.

La llegada al festival, una odisea, y un horror. Las lanzaderas (abusivas en precio y calidad) no son suficientes, ya es una pena que el festival no se encuentre en buen lugar, como lo fue el año del recinto ferial (la mejor edición), para que encima de todo no haya buena comunicación. Para muchos el coche era la única opción, y te encuentras con que el parking oficial no tiene capacidad para más de 50 coches, en un festival donde han ido 30.000 personas, nefasto y vergonzoso. La solución no es llegar a las 4 de la tarde, porque la gente trabaja, y no se puede renegar de los que llegan a las 7. El festival se encuentra al lado de un polígono industrial con decenas de parcelas vacías, con las que podría llegar a un acuerdo, alquilarlas durante un par de días, y poder aparcar allí, pagando, nadie dice que no, un precio justo, y todos contentos. Para colmo, pese a que el lugar estaba saturado, y no había donde aparcar, muchos tuvieron que dejar los coches en las aceras, y se llevaron una multa. En un lugar donde no hay nada, donde no pasa nadie, es absurdo. El festival debería haber hablado con las autoridades, que fueran algo más permisivas al respecto, porque no molestaban a nadie, ya que no haces los deberes y haces un parking, no dejes que multen a tus clientes, que son los que te están dando un beneficio enorme. Hay que cuidar a los espectadores.

Los servicios, un cero como una casa, el peor festival que hemos visto en muchísimos años. 7 puestos de comida para 30.000 personas, colas de 2 horas para comer, en un festival, es sinceramente bochornoso. Las barras, que dejan mucho dinero al festival, no pueden ser tan pocas y con tan mal servicio. Sinceramente, le han hecho perder mucho dinero a la organización. Debería haber muchas más barras, y con gente competente. Nadie de los de allí eran de hostelería, no sabían ni poner una cerveza, lentos, maleducados, solo iban a lucir palmito o puro postureo, nadie tenía ganas de trabajar, no entendemos como el festival permite que se le escape tanto dinero en las barras. Mas barras, gente competente, y el público consumirá más, estará contento, y eso es dinero para la organización, todos felices.

El recinto se ha quedado pequeño, es muy estrecho, no se podía andar, ni mover para ver los conciertos, debería ser una explanada más amplia, más ancha, como la edición del ferial. En cuanto a la cobertura, un desastre total, era imposible quedar con los amigos, esto es algo que llevamos sufriendo bastantes ediciones, con una solución simple, colocar una antena para esos días en aquél área. Esto cuesta dinero, lo sabemos, pero se trata de ser un gran festival, que el público se lo pase bien, y sobre todo que vuelva.

El año que viene, cuando vengan Vetusta Morla, Niños Mutantes y Love of Lesbian deberíamos cuidar más nuestro festival, aprender de las cosas buenas que se han hecho y mejorar las deficiencias. Volver al ferial sería un éxito, que admite más público, mejores accesos.

Esperemos que el año que viene seamos más, pero, sobre todo, estemos mejor.

Te lo hemos contado aquí, en Alta Cultura

pensamientos de 2 \"Granada Sound, mucho por mejorar\"

  1. Todas las críticas son muy oportunas pero hay más, así que ya que están en el tema, que tomen nota, o, simplemente, que vayan con los ojos abiertos a cualquiera de los festivales equiparables de este país. Sin ir más lejos el Azkena Rock tuvo una asistencia parecida (35.000) y la organización le da mil vueltas. ¿Es un festival más caro? Claro, pero casi todo son bandas internacionales, algunas americanas, que cuestan muchísimo más. Pero vamos, que si hace falta pagar más para estar bien, pues oye, no le vamos a poner un precio a la dignidad.

    Los baños también eran una miseria y muy pocos. Tenían la misma puerta para entrar que para salir y no había NADIE de la organización para controlar que nos e aplastara la gente que entraba contra la que salía. Las chicas se quejaban de que también había que hacer media hora de cola y, lógicamente, se metían en las cabinas de los de los chicos. Pista: si sabes que no vas a poder ir al baño, bebes menos.

    La moneda del festival, absurda. ¿2,5€ por ticket que luego se puede dividir en 2? Poco intuitivo, da la sensación de que te están timando, que está hecho para que gastes más sin darte cuenta. Lo siento pero aunque parezca que duele menos un litro calimotxo por 3 tuents que por 8 PAVAZOS no somos idiotas. A los precios altos estamos acostumbrados, pero encima con un mal servicio y confundiendo… muy triste.

    La accesibilidad para gente con movilidad reducida era directamente criminal. No había ni una sola de las ya normales y lógicas plataformas para gente en silla de ruedas. Los chinos quizás eran una mejora respecto al año anterior en el que sólo había polvo, pero es una locura para ir en silla.

    La zona de descanso, minúscula y totalmente insuficiente. Imposible tirarse las horas de pie sin sentarte un rato. Poner una zona amplia de césped artificial de los que se pueden ver en muchos festivales ayudaría a descansar entre conciertos y poder disfrutar sin deslomarse.

    Nos gusta la noche, pero para ver y no pisar a nadie, necesitamos luz. La oscuridad entre la zona de los dos escenarios principales y el tercer escenario era muy peligrosa. ¿Y si hubiera habido necesidad de evacuar rápidamente? Entre eso y la falta de espacio, podría haber muerto gente. La irresponsabilidad es total, no entiendo ni cómo se les ha dado permiso para organizarlo.

    Por cierto, lo de la antena de telefonía no sólo es bueno para que podamos encontrarnos entre la marea de gente, es también el marketing gratuito de centenares de miles de impresiones en redes sociales de fotos de gente pasándolo bien. Win-Win. Por mucho que me esfuerce, no consigo pensar en la razón por la que

    Al final, la sensación que nos ha quedado muchos es de rabia, no sólo no es nuestro festival, es que somos ganado al que hacinar para emborracharnos y sacarnos la pasta. Si no entendéis la relación que debe haber entre un festival local y sus asistentes más allá del interés comercial, os auguro un más que merecido fracaso futuro.

  2. Hola ! Me sumo a las críticas escritas… la iniciativa de la organización y la suerte de tenerlo aquí en Granada es mucho parar nosotros, pero como todo, siempre se puede mejorar. Efectivamente pagar 8-11€ por que te lleven en bus de línea junto con otras 100 personas, se puede mejorar, ya que el resto de opciones para ir al recinto son inviables. También he de decir que la vuelta ha sido mucho más cómoda los dos días (a los cuarentones nos cuesta más aguantar dos días). Efectivamente, es horrible e inhumano hacer dos horas de cola para que te claven 12€ por una pizza cruda y medio radiactiva … eso es bastante mejorable. Lo de los servicios, debe ser muy complicado, preverlo es difícil, se hacía complicado ir en los picos entre conciertos, pero el resto de horas era bastante normal y había personal de limpieza haciendo lo que podían. A lo mejor se deberían poner dos zonas y así se facilitaría el acceso. Lo que me parece una vergüenza ( si es cierto lo que he visto por las redes ) es que se anunciara el litro de cerveza a 2,5 pero los vasos fueran de 800cl … si es cierto está MUY MAL ! Sólo si es cierto… La verdad es que siempre se puede mejorar, lo pasamos en grande y por supuesto volveremos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *